¿Qué empresa en algún momento no ha sufrido la morosidad de sus clientes?

dinero

Según la información publicada por el Consejo General del Poder Judicial, el porcentaje de Monitorios presentados respecto del total de asuntos judiciales iniciados en España, supera el 27%, con un índice de resolución de los mismos que alcanza, el 43 % del total presentado y que únicamente se oponen al mismo un 16% acabando con el pago de la deuda en un 45%. Estos datos son muy esperanzadores, para llevar a cabo una reclamación por esta vía, por ser barata y rápida.

En tiempos de crisis, el procedimiento monitorio se convierte en un gran aliado para las empresas que tienen entre sus clientes alguno que no les paga.

En el despacho tenemos varios clientes que han confiado en nosotros para llevar a cabo la recuperación de sus deudas y estamos teniendo mucho éxito aun en estos tiempos difíciles, en que la gente no paga porque no quiere, sino porque no puede.

Para el que no lo conozca, el procedimiento monitorio permite que deudas de dinero (no hay límite de cuantía) que no resulten controvertidas se puedan reclamar y cobrar de una forma ágil, sencilla y eficaz.

Este procedimiento comienza con la presentación de una solicitud en la que se reclama, con un apoyo documental, una cantidad concreta y exigible de dinero.

Presentada la solicitud y admitida por el Juez, se requiere al deudor para que en un plazo de veinte días pague o manifieste, mediante escrito, las razones por las que no debe total o parcialmente la cantidad reclamada.

Existen tres posibles formas de concluir este procedimiento:

A) Que el deudor le abone la deuda en cuyo caso finaliza el pleito.

B) Que el deudor no le pague ni dé razones por escrito para no pagar. En este supuesto, se convertirá en un nuevo procedimiento (llamado ejecución) contra el deudor para el pago de la deuda y los intereses generados.

C) Que el deudor se oponga por escrito al pago. En este caso hay que distinguir, a su vez, dos posibilidades:

         1. Si la deuda reclamada no supera los 2.000 €, se les citará para un juicio verbal, al que deberán acudir con las pruebas que estimen oportunas.

         2. Si la cantidad reclamada excede de 2.000 €. El Juez le dará el plazo de un mes para que, si lo desea, presente una demanda de juicio ordinario en reclamación de la deuda. Si no presenta la demanda, se dará fin a las actuaciones y deberá afrontar las costas ocasionadas al deudor.

Son procedimientos que por regla general duran muy poco tiempo y además de recuperar las cantidades que le deben también puede beneficiarse de la recuperación del IVA y de la deducción del Impuesto de Sociedades.

Es una forma sencilla de recuperar cuanto antes lo que es suyo.

Laura Fernández Díaz.

Por | 2014-05-16T11:56:05+00:00 mayo 16, 2014|Empresas, Proceso monitorio, Reclamacion de cantidad|

Deje su comentario